Para ellos "PETITE SOURIS" , para nosotros... "RATÓN PÉREZ"...

Nuestros vecinos franceses han viajado hasta la calle Arenal nº8 a la Casita Museo de Ratón Pérez para conocer al roedor mas querido del mundo...

De la mano de TÈLE MATÍ, programa matinal en Francia, nos llega este reportaje en el que el deseo primordial era conocer la procedencia de Ratón Pérez, su mundo y la importancia que para los niños tiene este personaje universal.
Durante la entrevista recordamos que parte de la importancia de Pérez se debe a la influencia que tiene en todo aquel niño que se enfrenta a una pérdida, una de sus primeras pérdidas en la vida: sus dientes de leche... La magia, la ilusión y el cariño que rodean a este roedor hace que tome protagonismo durante la infancia.

PRAST, hogar de RATÓN PÉREZ

 

El famoso establecimiento madrileño de ultramarinos y pastelería fue elegido por Luis Coloma como domicilio del popular ratón

11. Ene, 2019

Entre la muerte del rey que rabió y el advenimiento al trono de la reina Mari-Castaña existe un largo y obscuro período en las crónicas, de que quedan pocas memorias. Consta, sin embargo, que floreció en aquella época un rey Buby I, grande amigo de los niños pobres y protector decidido de los ratones. Fundó una fábrica de muñecos y caballos de cartón para los primeros, y [...] consta también que el rey Buby prohibió severamente el uso de ratoneras». Así comienza el cuento más famoso de la literatura española, Ratón Pérez, escrito por el jesuita jerezano Luis Coloma (1851-1915) para el rey niño Alfonso XIII. Resulta entrañable pensar en Alfonsito, monarca infantil con tirabuzones rubios, metiendo sus dientes bajo la almohada como cualquier hijo de vecino y esperando el regalo a cambio. Quizás la dignidad real brillara por su ausencia y llorara, igual que casi todos los niños, al pensar en el trance de tirar del diente, ay. Pero aquí la regente María Cristina tuvo más suerte que el común de los padres y contó con la ayuda de Coloma quien, requerido por la soberana, escribió de mil amores un cuento para que el rey pataleara menos.

El padre Luis Coloma había escrito ya varios relatos infantiles cuando en 1894 recibió el encargo de palacio, así que no le costó nada pergeñar, con algo de imaginación y un poco de parábola moral, un cuento sobre el famoso ratón que cambiaba dientes por monedas. La mayoría de la gente piensa que fue este mismo autor el inventor del personaje, pero en España ya existían numerosas referencias al ratoncito mágico desde 1849 (por ejemplo, en 'La Gaviota' de Fernán Caballero) e incluso en 1885 se representó en los teatros madrileños un juguete cómico que llevaba como título 'El ratoncito Pérez'. Así que Coloma realmente lo que hizo fue darle forma a un mito que no sólo estaba presente en España sino en muchos otros países bajo la antigua creencia de que dar los dientes de leche a los ratones para que se los comieran permitía que los nuevos crecieran tan duros y rectos como los de los roedores. Lo del apellido Pérez sí que es de neta aportación española, mientras que el rey Buby salió de la imaginación del jesuita para halagar a Alfonsito, llamado cariñosamente 'Buby' por su madre en la intimidad.

Estarán a estas alturas preguntándose ustedes qué porras tiene que ver el ratoncito Pérez con la gastronomía, y ya verán que no es poco. En el cuento, publicado por primera vez en 1902 en la colección de cuentos 'Nuevas Lecturas', y después en 1911 como relato suelto, el ratón visita al rey para recoger su diente y acaba llevándole a su casa además de a visitar a un niño que, pese a ser pobre, comparte con Buby sus mismas ilusiones.

«Vivía Ratón Pérez en la calle del Arenal, núm. 8, en los sótanos de Carlos Prast, frente por frente de una gran pila de quesos de Gruyère, que ofrecían a la familia de Pérez próxima y abastada despensa». Allí estaba el hogar del ratón, donde vivía con su mujer y sus hijos Adelaida, Elvira y Alfonso. Concretamente dentro de una caja de galletas Huntley «bajo el pabellón de Carlos Prast, tan a sus anchas y con tanta holgura como pudo vivir la rata legendaria de la fábula, en el queso de Holanda». Aquella caja era de Huntley & Palmers, una empresa británica fundada en 1822 que fue una de los primeros exportadoras a España de una nueva exquisitez conocida como galletas finas inglesas, de las que surgirían las célebres Marías. Este tipo de delicias gourmet se vendían entonces únicamente en ultramarinos elegantes y confiterías.

Y eso es lo que fue el establecimiento de Carlos Prast, (1830-1904), un emprendedor nacido en Vivel del Río (Teruel) que fue a ganarse la vida a Madrid con tan sólo trece años. Una década después de llegar a la capital abrió 'Las Colonias', un ultramarinos de lujo en la calle Arenal. Con tanto éxito que en poco tiempo expandió el negocio para convertirse también en fabricante de confitería y en 1863 consiguió ser proveedor de la casa real. Sería Prast quien puso definitivamente de moda los roscones de Reyes entre la alta sociedad madrileña además de otros productos como pastas, bombones y galletas. Entre ellas las de Huntley, guardadas en ese sótano «perfumado de queso» en el que vivía la familia del Ratón Pérez y donde se tomaba el té en tazas de cáscaras de alubias.

La Confitería Prast ya era famosa cuando Coloma la eligió como hogar de su ratonil héroe, pero lo fue mucho más a partir de la publicación del cuento. Tanto que Carlos Prast incluyó juguetes en su oferta para satisfacer a los niños que iban en peregrinación a la tienda, esperando conocer al ratón mágico. Igual que ahora, tantos años después, siguen haciendo cola frente a la misma puerta para entrar en la Casa-Museo de Ratón Pérez, simpáticamente ubicada también en el número 8 de la calle Arenal. Por cierto que el niño Alfonsito tuvo otros caprichos gastronómicos como el de las pastas del Consejo, que hacían en la pastelería El Riojano (Madrid) para que el pobre tuviera algo con lo que entretenerse durante las reuniones del Consejo de Estado. Pero de eso hablaremos otro día. Ahora vayan, siéntanse niños de nuevo y busquen el cuento del ratoncito Pérez.

ANA VEGA PÉREZ DE ARLUCEA
"www.lasprovincias.es"

¿QUÉ PUEDE TRAERNOS RATÓN PÉREZ?

En Navidad,cada año, acuden a visitarnos Papá Noel y los Reyes Magos. Sin embargo - y para desgracia de muchos niños - esta exaltación de euforia que tales visitas provocan, acompañada de alegría, ilusión y buenísimos comportamientos por parte de los mas pequeños... son caducos... hasta que un año después...¡TOC TOC! resurgen...

Por su parte, y mientras en esa época y resto del año, mantenemos nuestros quehaceres diarios, costumbres, hábitos y "estado anímico" en orden, un pequeño roedor, cargado de energía y responsabilidades, acude cada noche a visitar el hogar de miles de niños con el fin de restar tragedia a lo que supone una gran pérdida totalmente necesaria para la maduración y evolución de cada niño/a: la caída de un diente de leche.

Desconocemos cuáles son los ingresos que percibe RATÓN PÉREZ por sus responsabilidades pero temo pensar que muy a menudo su mujer, KATALINA, le da un toquecito de atención poniendo el Excell de gastos sobre la mesa...o tal vez no... quién sabe...

Lo que si es cierto es que la ilusión nace en el alma de cada quíén y para mantenerla viva no necesitamos de regalos exuberantes, premios magistrales, halagos desmesurados ni gastos desproporcionados... Sin embargo... la tradición es la tradición... y... ¿Sería capaz PÉREZ de no dejar el ansiado regalito a aquellos niños que con mezcla expectante de emoción y como no - es sabido - cierto temor, esperan acurrucados, calentitos e intrigantes su recompensa tras regalarle ese diente? NO.

Por esto, después de leer un artículo del HERALDO, quiero compartir con padres y como no con el mismísimo Pérez, algunas recomendaciones que hacen los expertos infantiles junto algunas propuestas para regalar - ¡ojo! Esta propuesta se me ha ocurrido solo a mi ¿está chulo verdad? Espero que mi jefe opine así...

Sin mas, os espero por la CASITA-MUSEO DE RATÓN PÉREZ y cualquier consulta... ¡INBOX!

Firmado:
Una curranta mas.

¿QUÉ PUEDE TRAERNOS RATÓN PÉREZ?

¡¡DESCUBRE, APRENDE Y DISFRUTA!! Es la Noche Europea de los Investigadores.

  ¡Solo o con tu familia! es la oportunidad perfecta para conocer a científicos por un día y pasarlo bien. El evento se organiza desde hace 12 años y participan mas de 250 ciudades. ¡ANÍMATE!

La Noche Europea de los Investigadores se celebra anualmente en toda Europa el último viernes de septiembre. Este 2017 los eventos de divulgación científica tendrán lugar el viernes 29 de septiembre en unas 300 ciudades de 24 países europeos. La actividad está respaldada por la Comisión Europea como parte de las Acciones Marie Curie, un programa de la UE para potenciar carreras de investigadores europeos.¡Por cierto! ¿Sabías que Pérez guarda y cuida con esmero el primer diente que se le cayó a Marie Curie? ¡Puedes verlo expuesto en la CASITA-MUSEO!

Ratón Pérez en Atapuerca.

EL 29/9/17 SE CELEBRARÁ LA NOCHE EUROPEA DE LOS INVESTIGADORES

22. Sep, 2017

El Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) abre sus puertas por octavo año consecutivo a la Noche Europea de los investigadores, para celebrar en Burgos una velada festiva llena de actividades cuyo objetivo es acercar el trabajo de científicos y tecnólogos a niños y mayores de una forma lúdica y amena.

Programa

MÁS ALLÁ DE NUESTROS OJOS
Muestra de 25 fotografías de distintas técnicas de microscopía y de microtomografía computarizada realizada por Belén Notario y Pablo Pardo, del Laboratorio de Microscopía y Tomografía Computarizada del CENIEH. Te invitamos a adivinar que se esconde tras estas imágenes inéditas y participar en nuestro juego ¿Qué es Qué?, cuyo resultado se dará conocer en una charla explicativa sobre las técnicas que se han empleado para capturar las imágenes de esta exposición, a las 22:00 en el Salón de Actos.

Lugar: Planta Baja
Horario: 18:00 - 24:00 h.

MÚSICA, CEREBRO Y EMOCIONES
Actividad sensorial, organizada por el paleoneurólogo del CENIEH Emiliano Bruner y la empresa de neuromarketing Sociograph. dividida en dos partes:
- Conferencia divulgativa a cargo de Emiliano Bruner titulada Sinfonía de una mente: música, antropología y cerebro.
- Medición por parte de Sociograph de las respuestas emocionales a la música del público, con métodos electrodérmicos, a través de sensores colocados en los dedos de la mano. Músicos invitados: Luis Martínez (violín), Fran Martín (guitarra) y Joaquín García (contrabajo).

Lugar: Salón de Actos
Horario: 19:30 -20:30h / 21:00-22:00h
Sesiones: 2 sesiones de 60 minutos
Personas por sesión: 100 personas (a partir de 16 años)

DIBUJA UN CIENTÍFICO O UNA CIENTÍFICA
Concurso de dibujo dirigido a niños de 5 a 12 años. Todos los participantes recibirán un obsequio. Los dibujos podrán entregarse en la carpa del CENIEH hasta las 23:00h.La entrega de premios A LOS ganadores tendrá lugar en noviembre durante la Semana de la Ciencia

Lugar: Carpa exterior
Horario: 18:00 – 23:00h

VII CAMPAÑA DE RECOGIDA DE DIENTES DEL RATÓN PÉREZ.
Cuarta edición de esta iniciativa del Grupo de Antropología Dental. A cambio de la donación de tus piezas dentales, recibirás un obosequio y un certificado de colaborador del Ratón Pérez.

Lugar: Carpa exterior
Horario: 18:00 – 22:00h

Talleres para todos

DESCUBRIENDO EL PASADO: ¿CÓMO SE EXCAVA UN YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO?
¿Quieres ser arqueólogo o paleontólogo por un rato? ¿Quieres conocer qué se esconde detrás de una excavación y los datos que se manejan? ¿Te gustaría aprender a identificar los diferentes restos que aparecen en un yacimiento? Entonces cálzate las botas por una noche, ponte ropa cómoda y prepara tu instinto aventurero para descubrir los secretos del punto de partida de todo estudio arqueo-paleontológico.

Lugar: Sala de Seminarios B
Sesiones: 30 minutos
Horario: 18:00 –21:00h /21:30 – 23:30h

Última sesión: 23:00h
Personas por sesión: 20 (a partir de 8 años y hasta que seas capaz de agacharte o adoptar posturas insólitas)

LABORATORIO DE ANTROPOLOGÍA DENTAL
Te invitamos a conocer todo el proceso que siguen los dientes desde que llegan a manos de lo científicos hasta que se obtienen resultados después de analizarlos en nuestros laboratorios. ¡Te sorprenderá la gran cantidad de información que nos “cuentan” sobre nosotros y nuestros antepasados.Lugar:

Sala de Seminarios A
Horario: 18:15 -22:15h
Última sesión: 21:45h
Sesiones: 30 minutos
Personas por sesión: 20 (a partir de 5 años y hasta 99)

IMPORTANTE
Plazas limitadas en los talleres: inscripción la tarde-noche del 29 de sept.
Consulta en este programa la edad para participar en cada actividad.
Está prohibido introducir bebidas o alimentos en las instalaciones.
Los carritos de bebé se deberán dejar en recepción.
Regalos y obsequios hasta acabar existencias.
Entrada gratuita. Aforo limitado

Cartel informativo del CENIEH

RECORTES PRENSA.

14. Feb, 2017

Crónica realizada por LA MIRADA ACTUAL para Casita-Museo de Ratón Pérez.

Casita Museo de Ratón Pérez en Madrid, gozo y alborozo de los niños que se les cae un diente y lo visitan.


Julia Sáez Angulo

Madrid, 14.02.17 .-La Casita Museo de Ratón Pérez en Madrid es el gozo y alborozo de los niños a los que se les cae un diente. Varias visitas guiadas durante la semana, además de talleres el sábado, dan vida al cuento infantil Ratón Pérez (Madrid, 1911), que el padre Luis Coloma escribió para el rey niño Alfonso XIII, tomando elementos de una tradición popular.

En su día las infantas Leonor y Sofía también visitaron este museo con su madre Doña Leticia, un lugar que recrea la historia de un ratoncito que se hizo cargo del diente de un personaje real, Buby. Cuento para un rey de España, su antepasado, cuando era niño.

La Casita Museo de ratón Pérez fue inaugurado hace nueva años por el alcalde de Madrid Fernando Álvarez del Manzano. Y no sólo la visitan niños, sino también grupos de jubilados que quieren rememorar el tiempo en qe eran más pequeños.

La casita museo está situada en la céntrica calle Arenal, número 8, al lado de la Puerta del Sol, en la misma casa donde estuviera la pastelería Prats, lugar donde vivía Ratón Pérez en una caja de galletas. Una iniciativa privada digna de elogio ha puesto en pie la escena del ratoncito Pérez en un piso y narra un recorrido de atención y juego para los más pequeños, a los que se suman los mayores.

Lo primero que aprenden los niños es que Ratón Pérez tenía un sombrero de paja amarillo y una bolsa roja –perae en latín- para guardar los dientes que se les caen a los niños y dejan bajo la almohada para que el ratón les deje monedas y/o regalos durante la noche, mientras permanecen dormidos. Amarillo y rojo, colores de la bandera de España, también de las regionales de Aragón y Cataluña.

La Casita Museo del Ratón Pérez ya se anuncia desde la fachada y el zaguán del edificio, con esculturas y plazas en la pared para celebrar el lugar “histórico” del célebre ratón, conocido no solo en España, sino en la América hispana y otros países. “Hay hispano-americanos que vienen con sus niños a conocer la casita de Ratón Pérez o a comprar recuerdos para llevarles a sus hijos que conocen la historia del célebre ratón”, dice Carmen Rubio, responsable de los talleres.

Los niños aprenden a fijarse en las cosas y a buscarlas en unas estancias abigarradas de cuadros, esculturas, mesas, bibelots, casas de muñecas para Ratón Pérez…, todo de la voz cálida de una monitora que los va llevando por cada uno de los tres espacios. En el penúltimo, los niños tendrán que pasar agachados de una habitación a otra a través de una gran caja de galletas.

A Ratón Pérez le gustaba leer y en su despacho tiene una buena biblioteca, amén de dos sillones por si entran algunos de los miembros de su familia: su esposa Catalina y sus tres hijos: Adelaida, Elvira y Adolfo. Los niños acabarán aprendiendo los nombres de los distintos dientes: colmillos, incisivos y molares, lo que son caries o la necesidad de lavarse bien los dientes…

A la salida de la casita museo de Ratón Pérez, los visitantes pueden adquirir recuerdos como bolsitas de monedas de oro/chocolate, llaveros, y sobre todos libros infantiles sobre Ratón Pérez, incluido el facsímil original del padre Luis Coloma Roldán (Jerez de la Frontera. Cádiz, 1851 – Madrid, 1915) S.J. de la Real Academia Española junto a otro titulado Buscando a Ratón Pérez, con sabios comentarios de Francisco Climent, María José Gómez-Navarro, Alicia Muñoz y Manuel Revuelta.

22. Sep, 2017
  • MMMMHHHH DELICIOSA CHOCOLADA EN FAMILIA PARA CERRAR UNA JORNADA GENIAL

    CONOZCAMOS EL ENTORNO DEL HOGAR DE PÉREZ.

    CHOCOLATERIA SAN GINÉS, a pocos pasos de la CASITA- MUSEO DE RATÓN PÉREZ es lugar único en su especialidad, con mucha historia y 100% recomendable.

    Pequeños y mayores disfrutaréis del placer del buen chocolate. Un broche final perfecto para una tarde en familia.

  • EXPOSICIÓN DE ESCHER A POCOS METROS DE CASITA-MUSEO DE RATÓN PÉREZ

    EL ARTE INVITA AL ARTE EN LA CALLE ARENAL

    La fantástica exposición de Escher se encuentra expuesta en las dependencias del propio palacio que, eventos aparte, llevaba 10 años cerrado. De 170 años de edad, propiedad de los herederos de los fundadores, antes era un singular discotecón donde se bailaba entre los vetustos espejos y bajo las cúpulas y los frescos, como en una película de Paolo Sorrentino.

    Hasta el día 25 de junio podrás disfrutar de ella donde se muestran un par de centenares de obras. Como colofón hay una curiosa sección dedicada a la que llaman Eschermanía, es decir, los rastros de la obra del holandés en la cultura popular: en portadas de discos de bandas como Pink Floyd o Bauhaus, en películas como Dentro del laberinto (con David Bowie) o Noche en el museo 3 (con Ben Stiller), en publicidad de Ikea o HSBC o en diversas prendas de ropa (falta el popular y mágico videojuego Monument Valley, de clara inspiración escheriana).

REAL CASA DE CORREOS A UN PASITO DEL HOGAR DE PÉREZ

Actualmente, la Real Casa de Correos es la sede del gobierno de la Comunidad de Madrid.
Su construcción data de finales de la segunda mitad del siglo XVIII, y se trata del edificio más antiguo de la Puerta del Sol. Lo más conocido de su arquitectura es el reloj que existe en una torreta levantada sobre su tejado y que se hace protagonista una vez al año en la noche del 31 de diciembre debido a las campanadas que marcan el ritual de las doce uvas.
Como dato curioso, Desde el principio este edificio no contó con la aprobación de los ciudadanos. Una de las principales razones fue que no se construyeron escaleras a la altura del edificio.
Este edificio ha sido objeto de inspiración de grupos españoles míticos como Mecano. Este último le dedicó en 1988 una canción a la celebración anual de las campanadas titulada “Un año más”.